La meditación ayuda a tratar enfermedades

  • Conversemos

  •  

Hay que entender al cuerpo como una máquina compleja, donde deben funcionar todas sus piezas de manera adecuada y esas piezas incluyen también la mente y el espíritu.

Al enfrentar cualquier adversidad, ya sea de salud o externa, es fundamental tener fortaleza y seguridad. La meditación es una útil herramienta que nos conduce a ese estado. Meditar es una manera de aquietar sensaciones, sentimientos y pensamientos, para conectarse con lo mejor de sí misma.

Esta disciplina mental consiste en acallar la mente, detener el ajetreo diario y concentrarse en el presente, el aquí y el ahora. Esto se puede lograr a través de la concentración en nuestra respiración, tratando de hacerla lenta, profunda y rítmica; así como repitiendo una palabra positiva o un sonido, en forma monótona y sostenida. Con este procedimiento se logra llevar al cerebro a un estado de relajación. La meditación  ha sido practicada durante milenios y tiene efectos positivos en la salud.

 

Beneficios para la salud

Con el paso del tiempo aplicando esta herramienta, la persona empezará a notar mayor facilidad para concentrarse en sus tareas, tendrá un mejor desempeño durante el resto del día, dormirá mejor, tendrá la emociones claras, sentirá un bienestar y equilibrio físico y mental, aceptará con mayor calma las circunstancia de la vida, potenciará su fuerza interior, seguridad, paz, alegría, inspiración y sensación de libertad, y reducirá el estrés.

Todas estas condiciones harán que sea más fácil enfrentar una enfermedad o adversidad que la vida presente. Además, el bienestar mental se reflejará en una mejora en la salud general.

Con la meditación, también, creamos una autoimagen positiva y nos visualizamos fuertes y resistentes, esto ayuda a aliviar muchas enfermedades y hasta curarnos. Si nos visualizamos débiles, abatidos y pesimistas, nuestra salud es vulnerable. Si por el contrario, generamos pensamientos positivos y optimistas ayudamos a reforzar nuestras energías.

"Con la meditación creamos una autoimagen positiva y nos visualizamos fuertes y resistentes, esto ayuda a aliviar muchas enfermedades y hasta curarnos."

Lo mejor de esta disciplina es que no tiene riesgos ni efectos secundarios, es fácil y la pueden practicar personas de todas las edades.

Fuentes: Ronald Esquivel, instructor de balance integral Inmaculada Arcos, facilitadora de meditación.

PUBLICADO: 19 de Diciembre, 2013 AUTOR: