¿En qué consiste el momento Eureka?

  • Conversemos

  •  

Una pequeña distracción, más allá de pérdida de tiempo, es necesaria para aumentar la productividad. Cuando usted está relajada o distraída, el cerebro está trabajando a toda velocidad. Y no en estupideces, sino en cosas importantes. De hecho, es el momento en que gestiona la información de manera más eficiente.

Descansar un momento es necesario cuando estamos en momentos de mucha presión y trabajo.
FOTO: Freetouk, Flickr.com ampliar

¿No le ha pasado que cuanto más se empeña en encontrarle la solución a algo, más se embota?A ese instante de iluminación se le conoce como momento eureka.¡Eureka!Habrá quien diga que dejar volar la cabeza puede ser un problema si necesitamos concentración, pero hay muchos estudios que ya han convertido a la distracción en una forma efectiva para inspirarse.Varios científicos de la universidad de California en Santa Bárbara, EE. UU., liderados por Jhon Kounios, se unieron para comprobar que los momentos de inspiración no son solo una percepción subjetiva. Para lograrlo, reunieron a cuatro grupos de participantes que debían desarrollar una tarea de creatividad: encontrarle todos los usos posibles a un objeto.Solo al grupo número cuatro se le permitió distraerse y fue precisamente este el que mostró una mejora en su rendimiento.

"La inspiración no está desconectada del pensamiento precedente inmediato"

Aunque los científicos se han empeñado en conocer a profundidad este fenómeno –lo han estudiado durante un siglo–, todavía no se sabe con exactitud cómo funciona. Según otro estudio de Kounios, la idea espontánea nace en el hemisferio derecho, sobre la oreja, en el llamado giro temporal superior. Las neuronas que están ahí forman conexiones y exploran todas sus posibilidades en una especie de “excursiones dinámicas” para reconocer conceptos distantes y entender, por ejemplo, chistes y metáforas.Inspiración.Normalmente, el afortunado no puede explicar qué proceso mental le ha llevado a ese momento de felicidad, pues no tiene consciencia de estar pensando.Los últimos resultados han evidenciado que la inspiración no está desconectada del pensamiento precedente inmediato y demuestran que es la culminación de una serie de estados y procesos cerebrales.Kounios asegura que estos chispazos ocurren tanto con problemas visuales como semánticos y matemáticos. Por ejemplo, puede suceder cuando alguien mira una imagen ambigua y de repente comprende de qué se trata. También en la relación entre varias palabras, por ejemplo, envenenada, roja y pastel, que corresponden a un denominador común: manzana.“Conviene distraerse, dejar los problemas a un lado durante un tiempo y hacer otra cosa. Y entones, mirar al problema desde una nueva perspectiva”, dice el científico.O sea, no se trata de estar de vaga todo el tiempo, si no de darse un descanso después de mucho trabajo.

PUBLICADO: 19 de Diciembre, 2013 AUTOR: