Henry Picado: diseñador sin fronteras

  • Conversemos

  •  

En mayo se realizó el primer Fashion Week San José (FWSJ) patrocinado por Mercedes Benz. Era una cita de cuatro días con exponentes nacionales e internacionales, Perfil estuvo ahí cubriendo día a día y cada pasarela. Era un evento que albergaba en un solo lugar ingenio por doquier.

Uno de ellos era Henry Picado, un hombre excepcional, con un gran talento que no opacaba su humildad y su manera de ser costarricense. Un hombre que hace dos décadas se fue de Costa Rica para hacer de su gran pasión, una exitosa carrera en una de las ciudades donde la moda no pasa en vano: Nueva York. 

En este país que lo vio nacer, lo encontramos previo a su pasarela en el FWSJ. Serio, observador y ajustando los vestidos en cada una de las modelos nos dedicó un momento para hablar de su vida y cómo el diseño de modas caló en su vida desde muy temprana edad.

El diseñador costarricense Henry Picado junto a la modelo Francesca Tretti.
“Mi percepción de la moda ocurre con todo lo que hago. Siempre encuentro la inspiración ya sea, en las chicas que trabajan para mí, en la arquitectura o la naturaleza" Henrry Picado. FOTO: Rónald Pérez / Producción Carolina Montero / Modelo Francesca Tretti de IMM / Peinado y maquillaje Jeimy Murillo / Joyas Francesca Romana Diana ampliar

Cuenta que tenía 5 años cuando acompañó a su abuelita a la tienda la Gloria. “Había un vestido en la ventana y me dijo: qué vestido más bonito. Cuando llegamos a la casa agarró papel periódico, cinta y así a locas, sin medidas ni nada empezó a cortar”. 

Recuerda Henry que lo sentó con un vaso de café y galletas soda con mantequilla, y él no podía dejar de mirar como cortaba, armaba el patrón y cosía con aquellas máquinas de pedal. Al cabo de un rato, su abuelita había duplicado el vestido. 

“Para mí eso fue impresionante, lo interpretó tan bien que eso era lo que yo quería hacer. No sabía lo que era un diseñador ni entendía nada de la industria, pero quería hacer lo que abuelita hizo”, confiesa. 

Con esa motivación aprendió a coser y a temprana edad hacía lo posible por arreglar ruedos de pantalones. “Yo le decía a mi mamá que me comprara los pantalones largos solo por la fascinación de poder hacerles el ruedo”.

De almohadas a diseños de vestidos

Las primeras creaciones de Henry fueron almohadas. “Mi mamá era quien me enseñaba a rellenarlas y cerrarlas. Pasé años regalando almohadones a todo el mundo para el cumpleaños, navidad...”, narra Henry mientras con una risa recuerda que sus combinaciones no eran agradables a la vista, pero tenía 8 años y quienes recibían las almohada les encantaba, tanto así que aún las conservan.

Sin embargo, su primer diseño de moda fue un pantalón y una camisa para su mamá como obsequio para el día de las madres. “Era la cosa más fea de toda mi vida, me quedó como un avión. Yo no sabía que había que hacer curvas y utilizar las pinzas. Corté el pantalón plano y cuando se lo puso... no le quedaba ni a rayos. De hecho me dijo: ¡es precioso!, pero nunca lo usó para salir a la calle. Tenía unas flores horribles pero mamá por no desanimarme se lo ponía en la casa y yo mismo decía: pero , ¡qué raro no se le ve bonito!”, cuenta Picado.

Viendo desfiles de Christian Dior a los 12 años, trabajando con agencias de modelaje para conocer el negocio e invitado a los 19 años a ver un desfile en California, Henry sabía que el diseño de modas sería su objetivo y por eso a sus 20 años viajó a Nueva York. 

“Estaba dispuesto a todo y me quedé allá con mi papá. No hablaba inglés, entonces lo primero que hice fue estudiar el idioma y buscar un trabajo en una joyería. Pasé cosas feas, duras en Estados Unidos pero eso no lo cargo conmigo, son las cosas bonitas las que me empuja a seguir. Hay gente buena y cosas buenas en la vida. Yo me edifico en eso”, explica el talentoso diseñador. 

Diseño de Henry Picado.
"Me gusta ver a la gente disfrutar de mi trabajo y saber que les causa emociones" Henry Picado. FOTO: Rónald Pérez / Producción Carolina Montero / Modelo Francesca Tretti de IMM / Peinado y maquillaje Jeimy Murillo / Joyas Francesca Romana Diana ampliar

Sin papeles al día, Henry decidió matricularse en Fashion Institute of Technology (FIT) y con éxito presentó su primer proyecto para ser admitido, este consistía en crear un atuendo a partir de un vegetal o fruta.

“Aquello parecía un carnaval había hombres y mujeres con bananas y manzanas guindando  en la cabeza. Yo no quería hacer algo así. Mi inspiración fue algo que siempre me gustó en Costa Rica: las piñas. Hice una falda bien pegadita al cuerpo y con lo que se llama manipulación de tela le ponía un botón y parecía los ojos de la piña. Arriba lo dejé transparente para que las hojas de la fruta tapara esta parte del cuerpo”, cuenta Henry. 

Aunque del instituto lo llamaron y le felicitaron por ser el primer costarricenses en participar y llevar un trabajo digno de pasarela, recuerda que no fue admitido por no tener sus papeles al día. 

En Fashion Avenue (Sétima Avenida) y la calle 26 en Manhattan, Picado cuenta que se sentó a llorar. “Cuando uno sale de su país y deja todo atrás es muy duro. Es comosi le arrancaran algo a uno. Mi meta era triunfar en mi carrera y dije no voy a regresar hasta que me haga un nombre y triunfe en mi carrera”.

Su talento llamó la atención de Dolores Lombardi, directora del FIT, quien le ayudó a ingresar al campus universitario y a cambiar su estado de ilegal en Estados Unidos. 

“Yo estaba determinado y quería lograr mi carrera. Era muy pobre, entonces lo que una persona duraba dos años yo demoré 10 porque trabajaba de día y estudiaba de noche. Nunca me eché para atrás, yo seguí hasta que lo logré”, cuenta con emoción.

De Saks Fifth Avenue a marcas mundiales de moda

La gran cadena de tiendas de lujo, Saks Fifth Avenue contrató al diseñador para trabajar como vendedor en la temporada alta. Sin embargo, la astucia de Henry y el conocimiento en el tema de la moda hizo que fuera pasos adelante y en lugar de quedarse en un departamento andaba por toda la tienda ofreciendo a sus clientes outfits completos. 

Así fue como ganó la confianza de los administradores de la tienda y de personalidades como Ricky Martin, Angélica María, Sarah Jessica Parker y Blake Lively a quienes ha vestido con las marcas de la tienda. Había dejado de ser un vendedor de temporada para ser uno permanente. “En uno de los mostradores estaba terminando una tarea para esa misma noche, era una minicolección de trajes de verano. Estaba dibujando rápido porque tenía que irme a las 6 y se paró un señor que le gustaron mis bocetos y empezó a preguntarme qué hacía y si sabía coser. Le dije que sí y me dijo que me podía ayudar para realizar el primer desfile. Tuve que decir que no porque no tenía plata para pagar modelos, maquillaje y peinados pero fue muy enfático en que ellos cubrían todo y que lo llamara para ponernos de acuerdo. No puedo decir su nombre solo que su apellido era Rockefeller”.

Así fue como el diseñador obtuvo su primer desfile en el Fashion Cafe, que estaba ubicado en el Rockefeller Center y era propiedad de las supermodelos Naomi Campbell, Elle MacPherson, Claudia Schiffer y Christy Turlington. 

Fue en esa pasarela que Picado presentó una colección de 35 piezas, todas cosidas en tres semanas y con telas que un departamento del FIT donaba a estudiantes de escasos recursos. 

“Hice el desfile en una noche y habían celebridades viendo. ¡Imagínese mi primer desfile de moda en el Rockfeller Plaza... me tiré a lo grande! Mi mamá decía: este Henry sí que quebró la ventana grande”. 

Así fue como Picado obtuvo trabajo como asistente de diseñador con Bob Mackie, conocido por confeccionar las prendas de Cher, Judy Garland, Liza Minelli y Tina Turner, entre otros. En 6 meses, el costarricense estaba al frente de la marca en Nueva York. 

“Después de Mackie la industria preguntó más por mí y tuve la oportunidad de cambiar de trabajo con Demetrios (la marca de los vestidos de novia). Me llamaron y me dijeron que querían empezar una línea conmigo para las mamás de las novias y de vestidos de noche”. La colección se llamó Demetrios Evening con la que lució sus diseños por el mundo con desfiles de moda y en editoriales de revistas de moda. A partir de ahí la trayectoria creció mucho más y después de 14 años de laborar en la industria de la moda, Henry no solo es el director de JS Collections, en poco tiempo tendrá su propia marca: Henry Picado. 

Además con JS Collections es el encargado de supervisar porque el ganador de Project Runway presente una colección a la medida de la marca y en poco tiempo presentará en Palacio de Moda, Multiplaza Escazú su propia línea de joyas llamada Picado. 

“Me gusta promover el talento costarricense en el medio internacional. Me gusta que la gente se sorprenda cuando digo de qué país soy porque las personas creen que ya porque uno es latino no es triunfador y no es cierto. Yo compito con las marcas más grandes del mundo y participo en Hong Kong Fashion Week, voy a Europa, India e Israel. A los latinos nos gusta trabajar y tenemos orgullo en lo que hacemos. Somos de sangre caliente y echamos para adelante”.

La moda en palabras de HenryP: ¿Es la moda un arte?, ¿cómo la percibe?H: Sí, la moda es un arte pero también una ciencia llena de técnicas y estudios que uno debe mantener constantemente.“Mi percepción de la moda ocurre con todo lo que hago. Siempre encuentro la inspiración ya sea, en las chicas que trabajan para mí, en la arquitectura o la naturaleza"

P: ¿Qué es lo que más le apasiona de esta industria?H: Me gusta ver a la gente disfrutar de mi trabajo y saber que les causa emociones.

P: La moda es criticada porque algunos dicen que es superficial. ¿qué le parecen esas aseveraciones?H: Es superficial pero no es nada malo ser así siempre y cuando nuestras acciones no afecten a otros.“La vida es dura y corta. La moda nos da emociones e ilusiones para sentirnos bien con nosotros mismos. La moda es algo que es parte de cómo somos. Hoy en día nadie puede decir que no es parte ello, porque en el  momento en que buscan algun vestuario para lo que sea, ya son parte de la moda".

P: ¿Tiene materiales que le llamen más la atención para trabajar y diseñar? ¿Cuáles y por qué?H: Me encanta la seda y el algodón. También algunas telas sintéticas con las que uno puede hacer ciertas cosas que no se pueden hacer con las naturales.

P: La economía ha detenido la industria de la moda y de allí que en Nueva York por ejemplo se realice el Fashion´s Night Out. ¿cómo hace su marca para reinventarse y seguir a flote en mercados competitivos?H: Nos ha afectado a todos pero la manera de sobrevivir, es saber que es lo que el cliente busca para reinvertarse uno mismo. “Nosotros lo diseñadores tenemos esa habilidad de poder transformarnos en lo que sea para lo que sea. Siempre estaremos listos. Ahora yo estoy diseñando en áreas nuevas para poder competir con los demás”.

Etiquetas